PROPÓSITOS 2018

Suelo hacer una lista con doce propósitos desde hace aproximadamente unos cuatro años (un propósito por mes) y de momento me ha ido más o menos bien. Nunca los he cumplido todos pero siempre he sacado algo positivo y siempre me han ayudado a mejorar o aprender algo. La lista podría ser mucho más minimalista y de hecho, muchos de ellos se engloban en otros pero me gusta desglosarlos en 12 para que sean más concretos y pequeños porque es más fácil cumplirlos de este modo (al menos para mí). Otra cosa que he podido ir observando es como mis propósitos han ido pasando de ser en su mayoría los “típicos” a ser mucho menos “típicos” y pasar a estar más conectados con lo que realmente quiero en mi vida. Hoy os quiero contar un poco cuales van a ser porque compartiré alguna de las revisiones que haga por aquí y por redes sociales y porque igual alguno os sirve de inspiración.

 

1. MINIMALISMO: TENER SOLO LAS COSAS QUE NECESITO. 

Este es el propósito que se repite desde hace dos años y que seguramente se repetirá toda mi vida. En este caso, este año va a ser más un año de mantenimiento que de trabajo propiamente dicho porque el trabajo ya está hecho. En octubre de 2017 (aunque en diciembre acabé definitivamente con la parte del armario) alcancé mi minimalismo material óptimo, es decir, dentro de mis terrenos (mi habitación) puedo decir que tengo única y exclusivamente las cosas que necesito y me hacen feliz, por lo que este año el propósito es vigilar las compras materiales y que estas sean única y exclusivamente de objetos que vengan a sustituir otros que han dejado de funcionar o se han roto o cosas que por cualquier motivo necesito. Mis posesiones materiales este año irán disminuyendo por uso y desgaste de las mismas y no quiero que aumenten.

Mi reto es acabar el 2018 sin haber comprado más de 20 cosas materiales.

 

2. PLANIFICAR MI ECONOMÍA.

Si queréis, algún día os explico cómo organizo mi economía y logro ahorrar todos los meses pero digamos que me tengo asignado un auto sueldo, que es la mitad de lo que ingreso cada mes y me tengo que administrar con ello. Estos meses no he podido cumplirlo porque entre la matrícula de la universidad, el viaje a Valladolid para el examen, el tatuaje (aunque al final lo he pagado vendiendo cosas que ya no usaba) y algún viaje, se me han salido de ese presupuesto y aunque he conseguido aun así seguir ahorrando no ha sido tanto como esperaba. Tampoco es algo que me preocupe porque el dinero está para disfrutarlo y lo he usado en cosas que me han hecho feliz, pero esa sensación de no saber cuanto estaba gastando al mes más o menos, esa sensación es la que quiero eliminar. He ido controlando los gastos de los últimos meses y este año espero planificarme mejor.

 

3. INVERTIR EN MI SALUD Y BIENESTAR. 

Este propósito es uno de los más importantes. Quiero invertir ese dinero que ya no invierto en cosas materiales innecesarias en mi bienestar. Es decir, quiero invertirlo en yoga, meditación, en ir al menos una vez cada tres meses a un spa, en darme algún masaje, etc. Es decir, hacer cosas que me relajen y que supongan algún beneficio para mi cuerpo y mi mente. Amo la relajación, la paz y la tranquilidad y quiero invertir en ello. Quiero una vida zen. Ya sé lo que es ser adicta al estrés y no quiero volver a esa época. Quiero vivir relajadamente.

 

4. WEB.

Este va a ser un propósito muy fácil de seguir porque consiste en hacer esta web y publicar en ella y mantenerla activa y que vaya creciendo.

 

5. PRACTICAR YOGA Y MEDITACIÓN.

Unido al propósito tres, quiero seguir practicando yoga y meditación e ir mejorando y profundizando en ellas poco a poco. La verdad es que he empezado bastante fuerte con ellas y me he enganchado de un modo que no creía que lo haría por todo lo que me aportan y quiero seguir. He tenido un parón en este mes y en 2018 quiero retomarlo y que sean algo esencial en mi vida.

 

6. INGLÉS.

Este nunca falla (y seguro que está en alguna de vuestras listas de propósitos). Quiero ver más series en inglés y leer más en inglés. No lo hago por pereza y porque hacerlo en español es mucho más comodo y en el caso de la lectura rápido pero quiero ir “inglesando” poco a poco mi vida. Quiero poder comunicarme con los extranjeros que encuentre por el Camino de Santiago cuando vuelva a hacerlo y quiero intentar sacar el B2 este año.

(Tengo que decir que es este he estado trabajando desde octubre y lo estoy haciendo muy bien. Me he apuntado a clases de “speaking” una vez por semana y estoy trabajando todos los días con aplicaciones y programas la gramática y el vocabulario. Aplausos para mí y que dure).

 

7.MEJORAR MI ALIMENTACIÓN.

Otro que se repite. Estoy lejos de tener una alimentación ideal pero poco a poco voy haciendo progresos y mejorando. En 2017 me volví 100% vegetariana después de llevar un año siendolo al 95% aproximadamente (solo comía jamón york y bonito) y tengo claro que es un camino de ida únicamente. No hay lugar a la vuelta por lo que quise hacerlo poco a poco y bien. También soy consciente de que es un camino que no ha llegado a su fin, es decir, como bien he dicho, es de ida, y voy a una parte que es el veganismo. Aunque a día de hoy he implementado el veganismo en el resto de formas de consumo (ropa, calzado, cosméticos, etc) todavía no he dado el paso en la alimentación. No quiero presionarme y no quiero cagarla. Quiero ir poco a poco, sabiendo lo que hago y no poniendo en riesgo mi salud precisamente por lo que he dicho antes, porque no es un camino de vuelta y no quiero que debido a mi salud tenga que volver a consumir cosas que no quiero. No sé si en 2018 me volveré vegana, de momento estoy reduciendo mucho el consumo de todos esos productos y probablemente llegue a serlo en las comidas que haga en casa.

 

 

8. HACER AL MENOS TRES VIAJES Y QUE AL MENOS UNO SEA FUERA DE ESPAÑA.

Adoro viajar y hasta ahora no había podido hacerlo. El año pasado fui a Toledo (maravillosa), Madrid y el Camino de Santiago. Fueron tres viajes que viví y disfruté y este año quiero hacer lo mismo. Ya tengo algunas ideas y planes en mente pero de momento ninguno está cerrado.

 

9. VIDA ZEN: INCLUIR EL RELAX EN MI VIDA Y BAJAR REVOLUCIONES.

Como mencionaba más arriba, quiero una vida zen. He vivido con las revoluciones a mil por hora y mi cuerpo me ha dado el aviso de que era hora de ir relajando. Más que mi cuerpo, ha sido mi mente y voy a hacerle caso. He quitado muchos de los tinglados en los que estaba metida y he creado en mi horario una media hora de relajación con un té o un chocolate en la que cojo una libreta y reflexiono sobre algún aspecto de mi vida (este mini hábito es maravilloso. Estoy aprendiendo un montón de cosas de mi misma). De verdad, os lo recomiendo porque es magia.

Junto con esto he ido quitando todas las cosas que me producían estrés (noticias, periódicos, gente en redes sociales, redes sociales, tinglados en los que estaba metida, etc) y mi objetivo es seguir así, detectando que cosas me estresan o me aportan más cosas negativas que positivas y quitarlas. Quiero quitar las cosas negativas, la gente negativa, en definitiva, todo lo negativo. Quiero vivir relajada.

 

10. LLEVAR A CABO UN CONSUMO RESPONSABLE.

Este es uno de los grandes propósitos y que se repetirá todos los años y es llevar a cabo un consumo responsable. Consumir ropa hecha aquí y sin explotación laboral ni medioambiental, consumir productos locales que dejen la menor huella ecológica, apoyar a pequeños artesanos o empresarios y no a grandes empresas, no consumir en empresas perjuidiciales para el planeta o las personas (véase Mcdonalds o Burguer King, principales causantes del aumento del consumo de carne y de la obesidad infantil), etc. Es decir, quiero tener siempre en mente mi filosofía de “un euro, un voto” y quiero votar por las cosas positivas y responsables.

 

11. REDUCIR EL USO DEL MÓVIL.

Por salud mental. Quiero reducir el uso de este aparatito. Quiero apagarlo los días que tenga libres y no mirar para él y reducir el uso y el consumo que hago de redes sociales. Iré estableciendo pequeñas metas que compartiré por redes sociales.

 

 

12. CUMPLIR AL MENOS LA MITAD DE MI LISTA DE PLANES.

Todos los años tengo un montón de planes que luego nunca se llevan a cabo, o no todos. Este año quiero hacerme una lista con 12 planes y cumplir al menos la mitad de ellos. Si cumplo más, pues genial, pero al menos quiero cumplir la mitad.

 

 

Y esto es todo. Estos son mis propósitos. ¿Cuáles son los vuestros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: