25 COSAS QUE APRENDÍ EN 25 AÑOS

Mi cumpleaños fue hace ya unos meses, concretamente el 30 de enero, día de la paz (como siempre me gusta presumir) pero quería hacer esta entrada porque es una entrada que he visto en otros blogs y canales de Youtube y me parece muy interesante por dos cosas: las reflexiones que puede sacar de ella mientras la redacta la persona que la escribe y la reflexión que puede sacar la persona que la lee.

Habla sobre las 25 cosas que he aprendido en 25 años que llevo de vida pero realmente, podría decirse que son las cosas que he aprendido en estos últimos 4 años y en especial, en estos dos últimos. Creo que cada año aprendo más cosas y más deprisa y es algo que me gusta mucho. El hecho de estar siempre en constante movimiento, en constante evolución, es una de las cosas que más me gusta sentir. Y sin más dilación, voy a enumerar y explicar brevemente las 25 cosas que he aprendido:

1. Aprende a decir “no”.

Una de las mejores enseñanzas: saber decir no. Antes decía que “sí” a todo. A todas las personas, a todos los planes. Hasta que me di cuenta de que vivía siempre acompañando a los demás en las cosas que querían hacer y yo no hacía las mías porque siempre las posponía por los demás, y no solo eso, sino que cuando yo le proponía a alguna de esas personas hacer alguna de las cosas que a mí me apetecía su respuesta solía ser “no”. Por lo que decidí empezar a ser más egoísta, valorar más mi tiempo y hacer aquello que yo quería aunque fuese sola y empezar a rechazar todos aquellos planes que realmente no me interesaban. Desde entonces, soy más feliz y vivo las cosas que yo quiero y no las que quieren los demás.

2. No leas periódicos.

Era una gran fan de los periódicos. De los deportivos y de los de noticias. Cada vez que pisaba una cafetería, un periódico acababa rápidamente en mis manos. Los deportivos los dejé cuando me di cuenta de que cada vez eran peores, solo contaban tonterías, mentiras y eran de lo más machista que podías poner delante de tus ojos. De los periódicos que te cuentan noticias y sucesos me alejé cuando fui consciente de que también mentían, de que manipulaban y de que era más feliz sin saber lo que estaba pasando en el mundo o lo que ellos me querían contar sobre lo que pasaba en el mundo.

3. No veas la televisión.

Hace años que comprendí que para mí no hay nada bueno en la televisión. Experimenté lo que era vivir sin ella y no solo me di cuenta de que era más feliz al vivir rodeada de menos negatividad (no solo por las noticias; la mayoría de programas de la televisión se basan en criticar la vida de los demás, en discutir y en verter mierda) sino que además perdía menos el tiempo con tonterías, y mis ansias consumistas se reducían al no estar sometida constantemente a estímulos publicitarios intentando señalar carencias y necesidades en mi vida.

4. Si quedar con una persona te da pereza y es un compromiso, no quedes con ella.

Quedaba muchas veces con personas por compromiso, porque algún día me las encontraba y me decían que a ver cuando podía quedar. Esto era una doble carga porque esas personas se desentendían completamente del tema mientras que yo me sentía mal por no buscar un hueco para quedar con ellas, además tenía que encontrar ese hueco y finalmente quedar. Al final decidí que no volver a proponerle quedar a ninguna persona por compromiso y que si esa persona realmente quiere realmente quedar, me lo propondrá ella.

5. Corta tu relación o limita a las personas tóxicas de tu vida.

No merece la pena. No merecen la pena.

6. Si no tienes nada interesante que decir, mejor no digas nada.

E incluso añadiría que si lo que vas a decir no es positivo y en especial si es negativo, guárdatelo para ti y no se lo expreses a la otra persona. Bloquea en ti la negatividad y no la dejes circular por el mundo.

7. El ser humano es idiota.

Me ha costado admitirlo y a veces todavía me sorprendo recordándolo pero sí, no me cabe duda de que el ser humano es la especie más idiota de todas las que habitan el planeta.

8. Se puede vivir respetando el medio ambiente.

En distintos grados y niveles, pero es posible llevar una vida respetuosa con el medio ambiente y no es tan complicado como pensamos o nos lo pintan. Pequeños gestos como dejar de comer animales o reducir su consumo, dejar de usar bolsas de plástico o usar una botella reutilizable, suponen al final un gran cambio para el medio ambiente.

9. Dale cero importancia a lo que piensen los demás sobre ti.

Te van a criticar hagas lo que hagas. No les vas a gustar hagas lo que hagas. Siempre va a haber alguien dispuesto a señalarte los errores cuando los cometas. Siempre va a haber alguien que quiera hundirte. Siempre va a haber alguien que se crea que puede darte algún consejo.

Pasa de ellos. Vive tu vida como te de la gana vivirla. Si tienen tiempo y ganas para criticarte, es que su vida es demasiado vacía y triste.

10. Si piensas de modo contrario al resto, alégrate. Si piensas igual, preocúpate.

Es muy jodido pensar de modo distinto. Te lo dice la que se queda siempre sola en los debates y discusiones, pero es una señal de que puede que estés pensando por ti mismo y no a través de argumentos de telediario. Lee sobre lo que te interesa, reflexiónalo, y quédate solo con lo que vaya en concordancia con tu persona. Lee a personas que piensan de modo distinto y opuesto a ti. No sigas a la masa sin una mínima reflexión.

11. El futuro no existe.

Ni el pasado. Me ha costado comprender esto y empezar a dejarme fluir más y a organizar menos pero cuando lo logras, es genial. Me ha permitido disfrutar más de las relaciones sin pensar en donde estará esa relación dentro de 2 o de 3 años, si es una perdida de tiempo porque no tiene futuro o a preocuparme constantemente por el final de la misma. Vive el presente, el día a día. Lo que tenga que llegar, llegará tarde o temprano lo pienses más o menos así que al menos cuando llegue, que tengas la sensación de haber vivido en el presente.

12. Menos es más.

El consejo que revoluciono mi vida. Tres palabras que lo son todo.

13. Mayor calidad y menos cantidad.

He aprendido a valorar la calidad de las cosas y a siempre que necesito comprar algo comprar lo mejor que me pueda permitir. Lo que te compras es lo que crees que te mereces por lo que si te compras cosas de poca calidad, te estás mandando un mensaje de que te mereces cosas de poca calidad, si compras cosas de mucha calidad, te mandas el mensaje contrario. Compra poco y bueno para mandarte el mensaje de que necesitas poco pero que te mereces lo mejor en aquello que necesitas.

14. Ahorra.

Esta lección si la tengo aprendida desde pequeña y estoy muy orgullosa de ella por la libertad que me aporta a día de hoy y la seguridad que me hace sentir. Puedo pagarme yo todas mis cosas y todos mis viajes sin depender de mis padres por todo lo que he ahorrado en años pasados y lo que sigo ahorrando a pesar de tener unos ingresos muy pequeños. Da igual lo que ganes, ahorra siempre para crear el hábito.

15. No te quejes.

Quejarse es absurdo. Si te quejas te pones en una situación de abandono e impotencia. Si algo no te gusta, cámbialo. Si no estás dispuesto a cambiarlo, entonces no es tan importante y no merece la pena quejarse.

16. Asume tu responsabilidad.

El día que dejé de echar balones fuera fue el día que empecé a cambiar mi vida y a vivir como quiero vivir. Dejé de responsabilizar al Estado, al resto de personas, a la sociedad y demás, por los problemas que había en mi vida o por no ser como yo quería. Tu vida depende de ti, y cuando primero interiorices eso, primero podrás empezar a trabajar por cambiar aquello que no te gusta y acercarte a la vida que quieres.

17. Los sueños cambian y no es malo.

Mis sueños han cambiado radicalmente en estos 4 últimos años y no es nada malo. Del mismo modo que desear algo con todas tus fuerzas en un momento no hace que tengas que desearlo siempre.

18. Tus pensamientos y creencias cambian, y tampoco es malo.

Me parece absurdo reprochar a las personas el modo en el que pensaban hace unos años cuando ya no piensan así. Todos tenemos el derecho a cambiar y de hecho, debería de ser casi algo a lo que nos tendríamos que obligar. No entiendo la frase “hace un mes decías lo contrario”. Ya, hace un mes era otra la persona que te estaba hablando, ahora te hablo yo, desde el momento presente y pienso así, y eso no quiere decir que mañana no pueda pensar de otro modo distinto.

19. Vive con coherencia.

No merece la pena vivir de otra manera.

20. Autoeducate.

No dejes jamás de aprender y formarte. Y si no sabes por donde empezar, empieza por investigar, leer o estudiar sobre finanzas o nutrición.

21. Diferencia los gastos de las inversiones.

Te cambiará la vida. Al igual que crear un fondo de emergencia, crear el hábito del ahorro y demás hábitos positivos financieros. En el momento en el que sanas tu relación con el dinero, todo fluye mucho mejor.

22. Tu vida depende de ti.

Relacionado con la responsabilidad, tu vida depende de ti. El resto puede aconsejar u opinar si lo solicitamos, pero al final las decisiones son nuestras y también los resultados por lo que el único modo de obtener el resultado que quieres es tomar la decisión que tú quieres.

23. Si algo te aporta más cosas negativas que positivas, déjalo ir.

Sea un objeto, un recuerdo o una persona. Si suma más que resta ha llegado el momento de dejarlo ir.

24. Desconecta para reconectar.

Desconecta del móvil y de la tecnología y conecta con la naturaleza y con tu yo interior. Descubrirás muchas cosas y sobre todo, descubrirás a una persona muy importante para ti: tú mismo. Muchas veces la adicción a la tecnología solo es un síntoma del miedo que tenemos a quedarnos solos con nuestros pensamientos.

25. Muévete, evoluciona, transfórmate constantemente.

No te quedes parado jamás. Nunca des por sentada una creencia. Replantéatelo todo, todo el rato.

Estas son mis reflexiones, con las que puedes estar más o menos de acuerdo. No creo que sean las mejores, ni las más correctas, simplemente son las mías. ¿Cuáles son las cosas que tú has aprendido?

Pd: por cierto, llevo meses trabajando en un regalo que creo que puede serte útil para simplificar tu vida. Si te interesa descubrirlo pincha aquí. Espero que te guste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: