ADIÓS AL 2018 Y A MINIMALIST LIFE

2018 ha sido un muy buen año. Muy muy bueno. Y esto se debe a que ha sido por sí mismo y de modo individual un muy buen año de principio a fin y porque comparándolo con los anteriores (2017 fue un año muy neutro y los tres anteriores fueron los peores años desde que habito este planeta) hace que aprecie más lo bueno que ha sido y lo agradezca más de lo que lo hubiese agradecido. 

Ha sido un año en el que por fin he aprendido a priorizar y a organizarme para lograr esos objetivos que tenían prioridad en mi vida y ha sido el año en el que los he conseguido. He aprobado el B2 de inglés, idioma que odié durante toda mi estancia en el colegio, que suspendí en la segunda evaluación de primero y tercero de la ESO, que suspendí en la PAU y que siempre me costó horrores. Afortunadamente, una amiga me animó y casi obligó a apuntarme en la Escuela de idiomas y ahí descubrí que el problema no era el inglés, ni yo, sino el método de enseñanza. Fueron tres años en los que aprendí más que en 15 años anteriores y logré salir de ella con un nivel B1 y siendo capaz de comunicarme algo en esta lengua. Después empecé a conocer a gente extranjera y el no poder comunicarme con ellos hizo que encontrase un buen motivo para estudiar inglés. Eso sí, decidí estudiarlo por mi cuenta, sin tanta gramática ni vocabulario, sino practicando, escuchando inglés y hablándolo. Ha sido en lo que me he enfocado este año y el B2 está en mi casa. El título no es lo más importante, solo es la prueba de que he logrado el objetivo, lo importante es poder hablar con otras personas en inglés y entenderlos y que me entiendan, haber conocido gente maravillosa y haber descubierto que me gusta aprender idiomas y que es algo que quiero seguir haciendo (ya estoy con el italiano y el francés caerá en el futuro). De hecho, me gusta tanto aprender nuevos idiomas que incluso estoy aprendiendo palabras sueltas de polaco, lengua que jamás hubiese dicho que aprendería. 

He aprobado las cuatro asignaturas de Lengua y literatura en las que me había matriculado a distancia, porque sí, yo soy así, no me basta con estar preparando una oposición que me ocupa todo el día, yo siempre necesito más. Lo he logrado a base de estrés y mucho esfuerzo y eso me ha dado una gran lección que es saber priorizar y elegir bien mis objetivos para no solo lograrlos sino también disfrutarlos. De momento este año no me he matriculado de ninguna asignatura porque no tenía hueco en mi vida, en el futuro ya veremos. 

Ha sido el año de los grandes triunfos en la oposición. La plaza no está todavía en mis manos pero he superado el test y asombrosamente el oral. Solo queda un último examen, un último paso para lograrlo pero eso ya es algo que se verá en 2019.

Ha sido un año de gente buena. He priorizado y he seleccionado cuidadosamente a qué personas dedicaba mi tiempo y ha sido maravilloso. Adiós a las quedadas por compromiso, a forzarme a ver a una persona que no quería ver, adiós a perder el tiempo en gente que no me aporta nada. Además ha entrado nueva gente en mi vida, algunos a través de redes sociales y otros a través de otras vías como skype. Quiero gente inspiradora en mi vida y este año ha entrado gente que cumple ese perfil. Solo espero que en 2019 entre más gente. 

He conocido a una persona que ha pasado en pocos meses a ocupar un lugar muy importante en mi vida y que me ha aportado muchas cosas y muy buenas. No sé cuanto tiempo estará en mi vida pero tampoco es algo que me preocupe porque sé que el tiempo que esté será muy positivo. Y lo mejor de todo es que jamás he visto a esa persona cara a cara, ni siquiera es del mismo país que yo y nos hemos conocido hablando una lengua extranjera para ambos como es el inglés (aunque también hablamos en español). Sí, hablo de mi amigui polaco, como yo lo llamo y que fue la persona con la que hice mi primer intercambio de idiomas y que ha dado como fruto una buena amistad. He descubierto muchas cosas sobre un país y una cultura que sabía que existía pero sin darle mucha importancia y he llegado al punto de poder decir tacos en su lengua jajaja (también sé decir más cosas). 

Ha sido el año de retomar el arte y la pintura, de iniciarse con la acuarela y de empezar a practicar el dibujo. En este sentido ha sido el mejor año porque he abierto las puertas a infinitas fuentes de inspiración, he sacado tiempo para leer sobre mis pintores favoritos y también he descubierto otros nuevos. Necesito pintura en mi vida para vivir realmente y espero que el Derecho no lo vuelva a desplazar nunca más como ha estado haciendo hasta ahora. La pintura es mi puerta de huida, el medio de transporte que me lleva a ese lugar en el que solo estamos los pinceles, las pinturas y yo, en el que todo se para y deja de existir. Necesito trabajar muchas técnicas y aprender mucho, y no solo lo necesito sino que quiero hacerlo. También necesito trabajar muchos bloqueos y muros mentales que me limitan muchas veces pero para todo eso tendré tiempo en el 2019. 

Ha sido también el año de escribir mucho y de tomarme en serio y ponerme de verdad con un objetivo que llevaba persiguiendo mucho tiempo y que solo me había dado miles de historias con principio pero sin final que es escribir un libro. Todavía le queda mucho trabajo, pero nunca había llegado tan lejos. 

Ha sido el año de los buenos viajes. Madrid, Granada, Girona, Barcelona y el sur de Francia pueden dar fe de ello. Necesito viajar del mismo modo que necesito tener arte en mi vida para sentir que vivo realmente. Y 2019 va a ser un muy buen año en este sentido porque por fin voy a visitar el lugar de la tierra que me lleva fascinando desde pequeña, ese que lleva mucho tiempo en la lista de pendientes y del que amo su cultura, su comida y su idioma. Y lo mejor es que voy a poder hacerlo hablando en su idioma, o eso espero, así que cruzo los dedos para que 2019 sea el año en el que por fin logre comunicarme en italiano y que pueda practicarlo con italianos en Italia. 

 

Y ha sido el año de priorizar y decir adiós a muchos proyectos, objetivos y propósitos. Y sí, ha sido el año de decir adiós a Minimalist life porque el núcleo de este blog es hablar sobre minimalismo e intentar que llegué a otras personas y por eso debe irse. Llevo un año sin consumir contenido de esta materia porque ha llegado un punto en el que estoy saturada porque ya hay demasiado no solo en lengua inglesa sino también española. Pegas una patada y encuentras cien videos sobre minimalismo, cien blogs, cien artículos. Y eso está bien porque significa que hay mucha gente compartiendo contenido sobre esta materia, pero lo mucho cansa y a mí me ha cansado. Y del mismo modo que yo como consumidora de este contenido me he cansado no quiero contribuir a cansar a la gente. Tengo muchas ideas de entradas pero no las escribo porque creo que no aportan nada nuevo, porque ya puedes encontrar algo así en internet. Y el punto detonante ha sido el libro. El libro va sobre minimalismo, va en la línea de la web pero muchas veces lo escribía pensando que si lo compartía todo en él no iba a poder compartir nada nuevo aquí, hasta que he llegado a la conclusión de que puede que ese fuese el camino, decir adiós a la web y volcar todo lo que sé y he aprendido en estos años en un libro. Y eso es lo que voy a hacer. No sé cuando estará (espero que vea la luz el próximo año y trabajaré para que así sea) pero cuando esté será el lugar en el que todo lo que quiero compartir y que creo que puede serle útil a otras personas quedará recogido. En un único lugar, en un único objeto y de modo estructurado y ordenado. 

El blog seguirá abierto hasta noviembre que es cuando tendría que renovar el hosting, renovación que no llegará. No puedo decir que no vaya a publicar ninguna entrada más el próximo año porque al seguir abierto la posibilidad estará ahí pero lo más probable es que esta sea la última entrada (sin contar la que habrá si el libro llega a existir para anunciar su existencia). 

2019 es el año de propósitos ambiciosos y que me tienen muy ilusionada y con muchas ganas de ir a por ellos pero no va a ser el año de esta web. Estaba apuntada como uno de los objetivos importantes, pero me he dado cuenta de que no es el momento ni la vía adecuada y de que me iba a ralentizar en otros objetivos que ahora mismo necesitan ser prioridad. 

Muchas gracias a todos los que me habéis leído y a todos los que por una vía u otra habéis compartido mi contenido y me habéis escrito. Ha sido un placer. 

 

 

Sandra, 

 

7 pensamientos en “ADIÓS AL 2018 Y A MINIMALIST LIFE

  1. Hola, Sandra:

    Peroperopero… ¿qué me dices? 😞😞 Entiendo lo que comentas sobre la saturación de información, pero jo, me da pena. Me gustaba este rinconcito. Aunque… ¿¿¿un librooo??? ¡Menuda sorpresa! Me parece una idea genial. ¿Te lanzarás con autopublicación? ¿O es que tienes una ofertita editorial? *Sí, sí, estoy con el modo cotilla on, tú responde a lo que puedas/quieras*

    Respecto a lo de los objetivos, ¡me alegro un montón de que estés tan contenta y de que hayas conseguido tantas cositas! We may now speak in English! 😉 ¡Te deseo muchísima suerte en ese último paso de las opos! ¡Ese puesto es para ti! Aunque cierres esto, espero seguir en contacto contigo por twitter… ¡Y estaré atenta al book!

    ¡Feliz entrada y salida de año!

    Patt

    1. Hola Patt!!

      Muchas gracias!!
      No no, autopublicación, no hay ninguna oferta ni tengo pensado mandarlo a ninguna editorial. Quiero controlar yo todo el proceso y que depende de mí. Así si el libro no ve la luz este año la única culpable seré yo jajaja

      Gracias 😊😊 y sí, podemos hablar a partir de ahora en inglés jajaja

      Feliz año para ti también!!

      1. Te recomiendo entonces un librito de Mariana Eguaras que se llama “Publicar con calidad editorial”. Puedes ver un poquito más de info sobre lo que me ha parecido en GR 😉 Además, el blog de esta mujer es súper útil.

        Un saludo imaginativo…

        Patt

      2. Pues muchas gracias por la recomendación Patt, me lo apunto sin duda porque toda la información que pueda recopilar será muy útil! Y le echaré un vistazo a tu opinión y al blog 😘

  2. ¡Me alegro mucho por tí! Espero que el 2019 sea aún mejor y me muero de ganas por leer ese libro ¡Mucho ánimo!

    1. Gracias y espero que también sea un buen año para ti!

    2. Y espero que el libro vea el punto final este año 😅

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: