MINIMALISMO: EL PRINCIPIO

 ¿QUÉ ES EL MINIMALISMO?

 

Hace dos años que descubrí el minimalismo y que este “salvó” mi vida. Quizá salvarme la vida sea un poco exagerado, pero me sacó del consumismo exacerbado en el que vive sumida la sociedad (y en el que yo vivía), en el gastar y gastar, tener y tener, desear y desear y sobre todo, y más importante, poseer pero no vivir. Para los que no tengáis ni idea de que es esto del minimalismo intentaré resumirlo a través de la frase a la que suele aparecer más conectado: “menos es más”. Es decir, el minimalismo es una filosofía de vida que se basa en invertir en experiencias, no en posesiones; en tener solo las cosas que realmente necesitas y te hacen feliz y en minimizar hasta encontrar lo que realmente importa. Y en mi opinión esa es precisamente la clave, minimizar para descubrir lo que de verdad importa.

Significa quitar todas aquellas cosas que sobran, ya sean materiales, mentales, relaciones o sensaciones, para poder reflexionar sobre lo que de verdad nos importa y tener hueco para ello. Creo que el minimalismo es la filosofía que lleva a la práctica la frase que todos hemos escuchado de “no es más feliz el que más tiene sino el que menos necesita” y aunque nos pueda parecer que es una frase para consolarnos por no tener cuatro coches y dos casas en la playa, cuando descubres el minimalismo y lo interiorizas, esa frase cobra de repente todo el sentido del mundo y te das cuenta de que tenías la clave para una vida consciente delante de tus narices todo el tiempo y no le prestabas la atención que merecía.

 

“Resulta difícil dar con la definición exacta de minimalista ya que siempre faltará algún elemento, pero yo defino a un minimalista como una persona que sabe lo que es realmente imprescindible para ella, que reduce el número de posesiones en favor de lo que de verdad importa”.

Fumio Sasaki (autor de Goodbay things).

 

MOTIVOS POR LOS QUE CREO QUE EL MINIMALISMO ES NECESARIO:

 

  • Para nuestra salud y bienestar. Nos estamos cargando nuestras vidas. Si nos paramos un minuto y miramos a nuestro alrededor, ya sea en la calle, en los anuncios, en la televisión (y no te digo nada si estamos en época de rebajas) podremos observar el apocalipsis zombi que se desata. Podremos ver a un montón de personas comprando cosas que no necesitan para nada (aunque les hayan hecho creer que sí), para ser felices de modo efímero con ellas, y darse cuenta más tarde de que se han gastado el dinero que no tienen o que tanto les ha costado ganar, en algo que realmente no quieren. Da miedo. De verdad, cuando algo en tu cabeza hace click y sales de esa vorágine puedes experimentar una gran sensación de miedo al ver el estado de consumismo en el que vive el resto del planeta. Y lo que da más miedo es verte a ti mismo en esa situación (porque todos hemos caído en ella en mayor o menor medida). La buena noticia es que hay salida y que está al alcance de todos.

 

  • Por la salud y el bienestar del planeta. Nos estamos cargando el planeta. Y esto es innegable. Nos pasamos el día comprando chorradas que no necesitamos y que realmente ni queremos porque a los dos días habremos olvidado su existencia y pasarán a ser un trasto más, mientras atracamos a mano armada los recursos del planeta para producirlas. Lo estamos saqueando a un ritmo que no se puede recuperar. Estamos agotando los recursos que tan generosamente nos ofrece, lo estamos contaminando, lo estamos matando y nos da igual. Puede que la chorrada que nos acabamos de comprar en Primark por 1 euro porque nos ha parecido super graciosa y que dentro de dos horas estará en el fondo de un cajón nos haya parecido muy barata pero créeme, no es barata aunque a nosotros nos lo parezca porque no estamos asumiendo el precio real. El precio real lo asume el planeta y le (nos) sale muy caro. Cuando descubrimos el precio real que tienen las cosas materiales, creedme que cuesta acercarse a una tienda.

 

Pero vamos al meollo del asunto, a lo que os interesa:

 

¿QUÉ PODÉIS ENCONTRAR EN ESTA WEB?

 

  • Minimalismo: es el núcleo y la razón de ser de este blog. Creo firmemente que es la solución para gran parte de los problemas del planeta y para los nuestros también. Le debo mucho a esta filosofía y quiero compartirla para mostrar que una vida más plena, sencilla y consciente es posible.

 

  • Vida sencilla: llevar cien proyectos o ideas a la vez, tener el horario lleno a más no poder, ser adictos a la multitarea, hacer más y más y añadir aún más cosas, ir corriendo de un lado a otro todo el día, sentir que no tienes tiempo para nada. ¿Nos suena, no? Esta es la parte que va íntimamente relacionada con el minimalismo mental y que es el que a mí más me ha costado ya que he empezado con él hace poco y tengo todavía mucho por aprender. Yo hacía todas las cosas que he mencionado más arriba hasta que viví la crisis existencial más grande que de momento me ha tocado y me di cuenta que no disfrutaba de nada y de que tenía una ansiedad y un estrés que no me cogía en el cuerpo. Ahora mi máximo mantra en la simpleza, la sencillez y la vida “slow” (y de ahí que nadie me saque). La vida es simple y no merece la pena complicarla.

 

  • Ecología. En todos sus ámbitos: alimentación, consumo, sostenibilidad, zero waste, etc. Cada día intento ser más respetuosa y busco mejorar mi relación con el planeta y quiero aportaros ideas y fuentes de inspiración que a mí me han ayudado mucho a los que queráis sumaros a este camino.

 

 

En definitiva, este espacio será un reflejo de mi viaje hacia una vida más sostenible y más consciente y conectada con la naturaleza. Será un reflejo de todo lo que he vivido y lo que viviré en los próximos años. No se trata de un conjunto de consejos morales ni reproches, ni mucho menos, nadie es perfecto y todos tenemos que mejorar, la primera yo. Simplemente es una invitación para todos los que estéis interesados y una posible ayuda en esos momentos en los que pueda resultar abrumador (porque he estado en la casilla de salida y reconozco que estresa un pelín ver todo lo que tienes por mejorar).

 

Para acabar, os invito a uniros a un grupo que he creado y que recibirá un correo semanal con la entrada de esa semana y algunas recomendaciones. Prometo que todo lo que comparta en el correo será contenido que de verdad creo que es interesante y os puede ser muy útil. ¿Te unes? Minimal club.

 

Espero que os suméis a esta aventura y sobre todo, que la disfrutéis.

 

*Foto de la web Pixabay

8 Replies to “MINIMALISMO: EL PRINCIPIO”

  1. Me encanta este nuevo blog! Me parece un tema muy interesante, y que puede aportarme mucho bien en estos momentos de mi vida, así que te seguiré de cerca para leer todo lo que traigas.

    Un saludo

    1. Hola Cristina!
      Muchas gracias por tu comentario y espero estar a la altura y poder explicarlo todo bien y transmitir de modo útil mi experiencia y que te ayude, que al final es lo que importa!

      Un beso =)

  2. ¡Hola, hola!

    Hace unos días vi que ibas a empezar con este nuevo blog y me habías dejado con todo el hype, y hoy vi que a las 17:00 se publicaba la primera entrada y lloré mucho porque hasta ahora no podría leerlo T^T
    Me parece muy grande todo. Te admiro, en serio. Yo últimamente, no es que me haya unido al minimalismo (no lo descarto), pero sí que noto todo eso que dices de que la gente solo quiere comprar más y más y ni siquiera sabe lo que tiene, ni mucho menos lo disfruta. Tienes mi más sincero apoyo en este nuevo proyecto tuyo, y creo que vas a conseguir convencerme en muchas cosas jajaj

    ¡Un beso enorme! <3

    1. Hola Carla!!
      Muchas gracias 😍😍
      La verdad es que no esperaba que interesara a tanta gente que conozco del mundillo literario y me estoy llevando una gran alegría!

      Es que cada día es peor … Cada día se producen cosas de peor calidad para comprar todo el día y cada vez se nos meten más chorradas por los ojos para que las queramos. Es todo consumir, consumir y consumir mientras dejamos de lado cosas que importan de verdad.
      Espero lograr convencerte y que acabemos extendiendo el minimalismo o al menos el consumo responsable por el mundo 😊😊
      Un beso 😘😘

  3. Hola, Sandra:

    Veo que has cambiado de aires y te has pasado a WordPress… Pobre Blogger… En fin, vamos al lío…

    ¡Qué interesante! ¿Sabes? Creo que voy a recomendarle tu blog a una amiga que también lleva esa filosofía a rajatabla. Creo que aquí se sentirá super a gusto. Y nada… que estoy deseando empezar a leerte para aprender un poco más porque estoy totalmente de acuerdo: llevamos un ritmo de locos y del consumismo mejor no hablamos…

    Un saludo imaginativo…

    Patt

    1. Hola Patt,

      Pues recomiendaselo porque igual puede aportar alguna idea y así todos aprendemos 😊

      Yo creo que el minimalismo cada vez coge más fuerza porque el consumismo cada vez es más exagerado, de hecho está llegando a unos niveles que de verdad, da miedo verlo.

      Muchas gracias por pasarte y el comentario 😘

  4. ¡Hola Sandra!

    Este comentario va a ser más corto. Solo quería decirte que lo poco que sé de minimalismo lo he leído de ti en twitter, y ahora con tu web lo he podido entender mejor. Yo hace poco comprendí, que en mi vida no importan tanto las cosas como las experiencias, es por eso que estoy intentando cambiar el horizonte y dedicarme a vivir más que a poseer. Y por eso tendrás, cada vez que tenga tiempo, mis comentarios por aquí jaja. Te dejo una cita de Henry Miller, que siempre me ha gustado, no sé de qué libro es, porque solo la he visto por la web.
    “No tengo dinero, ni recursos, ni esperanzas. Soy el hombre más feliz del mundo .”

    Creo que le pega algo al minimalismo jajaja ¡Abrazo!

    1. Me encanta la cita!! Sin duda me la apunto para compartirla en alguna entrada porque es muuuuy cierta!
      Y sí, creo que a todos nos han engañado diciéndonos que en una casa más grande, un coche más lujoso o en tener mil cosas en vez de cien íbamos a encontrar la felicidad y poco a poco vamos viendo que no. Espero que pueda servirte de ayuda mi experiencia 😊
      Muchas gracias por comentar 😘

Deja un comentario