EL PLÁSTICO. CÓMO REDUCIRLO EN 3 SENCILLOS PASOS

EL PLÁSTICO

El plástico ya es nuestro mejor amigo. Está en todos lados y lo consumimos a diario (puede que incluso varias veces). Sabemos que contamina en su producción, que la vida útil que le damos es de unos minutos, pero no pasa nada porque lo reciclamos. Podemos seguir consumiendo plástico al ritmo actual y seguir siendo felices porque al final lo reciclamos. Estamos siendo ecológicos y responsables del modo en el que nos han enseñado. Hasta que la información cae en tus manos y ese día pasas a ser una hater del plástico y empiezas a odiar a tu viejo amigo. Descubres que ese material que parece totalmente inofensivo es una de las grandes fuentes de contaminación actuales. Un residuo que tarda entre 100 y 1000 años en descomponerse dependiendo del tipo de plástico que sea y que es el causante de la muerte de muchos animales marinos y de la contaminación de los océanos. ¿Os suenan esas campañas que hacen algunas marcas de ropa o calzado que confeccionan alguno de sus productor con el plástico que sacan de los océanos? Cuando lo ves te parece una fantástica idea porque sirve para limpiar los océanos de la basura que tiramos en ellos pero ¿y si evitamos esa basura directamente? Y no, reciclar no es la solución porque como he dicho más arriba, llega el día en el que la información llega a tus manos y te abre los ojos (aviso para navegantes: no sigas leyendo si no quieres empezar a odiar a tu viejo amigo):

 

“– Se calcula que un millón de aves y 100.000 tortugas, a parte de otros animales marinos, mueren cada año de hambre, debido a la ingestión de bolsas de plástico que bloquean sus conductos digestivos.

– Una bolsa de plástico tiene un tiempo de uso medio de entre 12 y 20 minutos, en cambio, puede tardar entre 15 a 1000 años para degradarse.

– España es el tercer país consumidor de bolsas de plástico más importante a nivel internacional.

– Los españoles consumimos 250 bolsas de plástico por habitante y por año.

– El 20% de la basura recogida de las playas son bolsas.

– En España se consume cada año 10.500 millones de bolsas de plástico, y sólo se recicla el 11%.”*

 

¿Da miedo, verdad? Afortunadamente ha surgido un movimiento intimamente relacionado con este problema: el zero waste o cero residuos (hablaré de modo más detallado de él en el futuro), y empieza a ponerse bastante de moda. Yo lo descubrí gracias a Lauren Singer y es algo que estoy intentando implementar poco a poco en mi vida.

 

Si queréis experimentar, os dejo los tres primeros pasos que yo di y que aunque parezcan muy simples, le ahorraran un montón de plásticos al planeta.

 

1. NO USAR BOLSAS DE PLÁSTICO EN LA COMPRA

Creía que era algo que la gente hacía de manera generalizada desde que muchos supermercados habían retirado las bolsas de plástico gratuitas y cobraban una pequeña cantidad por ellas, pero no. Cada vez que voy a comprar puedo ver como en la mayoría de los casos, la persona que tengo delante y la que tengo detrás piden bolsa. Teniendo en cuenta los datos que menciono más arriba, podemos hacer los siguientes cálculos: cada español consume unas 250 bolsas de plástico, la utiliza una media de 12 minutos y luego genera un residuo tardará en degradarse entre 15 y 1000 años porque según dichos datos, solo se reciclan el 11% de las bolsas en nuestro país. Sin necesidad de hacer números es fácil comprender el problema que tiene una simple bolsa de plástico y es sencillo que te desmoralices cada vez que vas a comprar y ves la bolsita asomar. La solución es sencilla: llevar tus propias bolsas de tela o comprar una de las bolsas reutilizables que venden en los supermercados. Yo, personalmente, llevo una bolsa de tela porque ocupa muy poco y la puedo doblar de mil maneras. Además, he sustituido los bolsos por una mochilita por lo que la mayoría de las veces ni siquiera tengo que usar mi bolsa. Sé que puede dar pereza cargar con nuestra bolsa todo el día aunque no pese nada y apenas ocupe espacio pero pensad en los datos que he mencionado. Nos cuesta 2 céntimos comprar la bolsa, pero al planeta le sale muy caro y es muy sencillo evitar ese plástico.

Además, podemos llevar una bolsa muy molona como esta de la web Sin plástico u otra web (porque afortunadamente, la oferta cada vez es más amplia porque cada vez hay más gente que las utiliza).

 

Bolsa de algodón orgánico para la compra "Be Part of the change"

2. BOTELLA DE AGUA REUTILIZABLE. 

Otro de los plásticos que más consumimos al igual que las bolsas y al que es muy sencillo ponerle fin: comprar una botella de agua reutilizable. Yo la mía la compré en Tiger. No es la mejor opción porque lleva un filtro de plástico pero era la que tenía a mano en ese momento y al menos me evitaba consumir una botella cada día o cada dos días. Las hay de todos los tamaños, colores, formatos, etc. Os aconsejo que prioricéis producción cercana y materiales totalmente reutilizables (el acero inoxidable es la clave). Pueden parecer caras, porque muchas rondas los 20 euros, 30 euros, e incluso más, pero es algo que te dura un montón de años y que al final rentabilizas porque te ahorras el gasto diario en comprar agua. Yo la relleno con agua del grifo porque en mi zona está buena, pero si vives en algún lugar en el que el agua tiene mal sabor, hay unos filtros de carbón de bambú (ejemplo) que filtran el agua (sí, ya hay soluciones para todo inventadas).

Puede llegar a ser una inversión, sí. Si no puedes comprarte una botella de 20 euros o más, comprate una en Tiger o en la tienda que encuentres que sea más asequible. No es la mejor opción pero siempre va a ser mucho mejor que producir unas 200 botellas de plástico al año. O reutiliza algún termo que tengas en casa y además de ahorrarle al planeta el plástico que no vas a consumir, vas a ahorrarle los recursos necesarios para producir tu botella (reutilizar es mucho mejor que comprar y reciclar).

 

3. DECIR NO A LAS PAJITAS DE PLÁSTICO.

Yo nunca consumo pajitas de plástico porque no suelo tomar bebidas que las lleven, pero en caso de que consumas alguna bebida en la que te pongan pajita o creas que te la van a poner, por favor, recházala. Es el paso más sencillo para reducir plástico y produce mucho daño a los animales marinos. No sé si recordaréis el vídeo de la tortuga con una pajita taponando su nariz pero daba mucha pena verla sufrir y sangrar mientras se la sacaban (cosa que tenían que hacer sí o sí porque le estaba taponando un orificio de su nariz que acabaría matándola). Si te gusta mucho beber por pajita, también está inventada la solución: pajitas de acero inoxidable. Las puedes llevar en tu bolso, maletín, mochila, etc, y vienen con un bastoncillo para limpiarlas por dentro y evitar que se acumulen residuos. Además, creo que la mayoría o puede que todas se pueden lavar en el lavavajillas. Más fácil imposible. Las tenéis en tiendas que se han sumado al movimiento “zero waste” y en Amazon. No quiero recomendar tiendas ni marcas porque es un producto que yo no consumo y por lo tanto no puedo decir donde las he comprado yo y si las recomiendo.

 

 

CONSEJO FINAL

Hay una cosa que es mucho más ecológica que cosumir los productos que he mencionado u otros ecológicos: no consumir. De hecho, no consumir es el acto más grande de amor y responsabilidad que podemos hacer por nuestro planeta (y por nuestros bolsillos). No os volváis locos comprando cosas reutilizables, en primer lugar, miremos si tenemos algo en casa que pueda hacer esa función. En segundo lugar, miremos si de verdad vamos a usarlo. A lo mejor no consumes botellas de agua por lo que no tiene sentido que compres una reutilizable. O no consumes bolsas de plástico porque vas a la compra con un carro y lo metes todo directamente ahí. O en mi caso, no consumo pajitas por lo que sería absurdo que me comprase a día de hoy unas reutilizables. La ecología no va de gastar y gastar en cosas chulis, verdes y ecológicas, va de buscar alternativas a las cosas que ya usamos y consumimos que supongan un ahorro para el planeta.

 

¿Ya realizabais alguna de estas opciones o vais a intentar implementar alguna?¿Algún otro consejo para reducir el plástico en nuestras vidas?

 

 

* Datos sacados de la web: Reciclame
*Foto de la web Pixabay

 

Etiquetado

3 pensamientos en “EL PLÁSTICO. CÓMO REDUCIRLO EN 3 SENCILLOS PASOS

  1. Hola de nuevo, Sandra:

    Lo de las bolsas de plástico lo intento: cuando voy a hacer la compra de la semana llevo el carro. Eso sí, para estas compras de un par de cosas que vas haciendo a lo largo de la semana porque falta tal o cual cosa, sí que pido bolsa porque… la reutilizo para la basura. Nunca he entendido eso de comprar bolsas de basura (amarillas, negras, azules…) cuando puedes reutilizar las del super… ¿Son más ecológicas?

    Lo de las pajitas me lo comentó la amiga que te mencionaba en el otro comentario. No era mucho de usarlas, pero ahora mucho menos. Y lo de las botellas… pues mira, no se me había ocurrido. ¿Pesan mucho esas botellas que comentas? Porque, teniendo en cuenta que yo cambio mi botella cada una o dos semanas por el tema de la degradación del plástico, sí que sería un ahorro…

    Un saludo imaginativo…

    Patt

    1. Holaa!!
      Pues mira, con respecto a las bolsas, yo hago como tú, cojo las que uso para la basura. Mientras tengan otro uso, al menos se rentabiliza el residuo, porque sino sería comprar las bolsas de basura que venden que son plástico también. Ya os iré comentando cosas del zero waste porque hay gente que no consume nada de plástico y de hecho, hacen sus bolsas de basura con periódicos viejos (mi futuro) jajaja a día de hoy creo que no hay ninguna bolsa biodegradable o “ecológica” por eso, porque toda la gente que sigo del zero waste, se hace sus bolsas con periódicos pero tengo que investigar que es interesante saberlo 🤔

      Lo de las pajitas es un drama, menos mal que la gente cada vez las usa menos.

      Y las botellas imagino que dependerá mucho del material. El acero inoxidable es muy ligero, yo creo que apenas notas diferencia con el plástico y la mía, que no es la mejor opción como comento pero era la que tenía en físico en ese momento, es de un material que se asemeja al cristal y pesa más pero la lleno solo por la mitad y es un peso asumible. Pero yo probaría con el acero inoxidable que va a ser mi opción cuando cambie esta.

      Muchas gracias por el interés y probar ideas 😘😘

      1. Tomo nota. ¡Gracias!

        Un saludo imaginativo…

        Patt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: