RUTINA DE 15 MINUTOS PARA HACER EJERCICIO EN CASA: GIMNASIO MINIMALISTA

Todos los años tenía como propósito el ponerme de una vez por todas a hacer ejercicio y a lograr que mi cuerpo se moviese a lo largo del año más que las lechugas que mi madre tenía plantadas en su huerta. Hasta ahora, todos los años las lechugas me ganaron la batalla porque como mucho me duraba la motivación una semana. Pero este año ha cambiado. Desde que empecé a implementar un sistema para asegurarme de que los propósitos que hago son los que realmente quiero y a idear un sistema para cumplirlos, son pocos los propósitos que a final de año llegan con la cruz de incumplidos y este año el de hacer ejercicio por primera vez, va a salir como cumplido (o eso espero, cruzo los dedos).

Creo que las dos claves que me han servido para ponerme en serio con el ejercicio han sido las siguientes:

 

1. Ponerlo como una obligación.

Antes no era una obligación, era algo que simplemente hacía si tenía tiempo y si en el momento en el que tenía tiempo tenía ganas. Con ese planteamiento solo me faltaba pedir que además todos los planetas estuviesen alineados para darlo ya por imposible. Seamos sinceros, “cuando tenga tiempo” es la mayor excusa que nos ponemos para no hacer aquellas cosas que tenemos/queremos hacer. Todos tenemos tiempo. Todos tenemos 2 horas. Y si no tienes tiempo solo puede ser porque lo administras mal o porque no sabes que es lo que realmente quieres hacer con tu vida y lo gastas en cosas que no tienen mucho sentido o valor para ti.

El tiempo hay que administrarlo y la única manera de tener tiempo para hacer algo es ponerlo en nuestra vida como una obligación y anotarlo en nuestra agenda, nuestra lista de tareas o el sistema que usemos.

Yo solo empecé a hacer deporte de verdad, con rutina y constancia cuando lo apunté en la agenda como una tarea para los días que me había propuesto hacerlo y paso de ser “algo que haré cuando tenga tiempo” a “algo que haré y para lo que necesito sacar tiempo y en caso de tener poco, tendrá prioridad sobre otras cosas que dejaré sin hacer”. Es el único modo de lograrlo.

 

2. Simplificar.

Uno de los verbos más bonitos que tenemos en nuestro idioma y que deberíamos poner más en práctica.

Uno de los motivos por los que nuestros propósitos suelen fracasar es porque los planteamos con carácter general “quiero hacer deporte” y porque los hacemos muy complicados.

Simplifiquemos.

1.En primer lugar dividamos el propósito general en tareas más pequeñas: quiero hacer deporte 3 días por semana y un día saldré a correr, otro haré sentadillas y otro pesas, por ejemplo. Solo simplificando el propósito y dividiéndolo en tareas más pequeñas nos parecerá posible y no nos dará tanta pereza.

2.Y en segundo lugar simplifica la tarea que vayas a hacer adaptándola a tu situación.

 

  • En este caso concreto, uno de los principales problemas que tenía era que estaba empeñada en ir a un gimnasio. En mi situación es casi imposible por la locura de horarios que tengo y porque si me costaba encontrar motivación para ponerme a hacer deporte en casa, si a eso le sumamos preparar la bolsa para el gimnasio, ir al gimnasio aunque llueva y haga frío, etc, sabía que no lo iba a hacer por lo que decidí que lo mejor para mí era hacer ejercicio en casa.
  • Por otro lado, lo adapté a mi tiempo: 15 minutos. Muchas veces cuando empezamos queremos hacerlo a lo grande y nos proponemos hacer 2 horas de ejercicio 3 días por semana y claro, no encontramos tiempo. Nos cuesta mucho adaptar toda nuestra rutina para encontrar esas dos horas extra que no teníamos. Empieza con objetivos realistas. 15 minutos es bastante tiempo y es una meta pequeña fácil de cumplir. No se necesita la misma voluntad para decidir hacer ejercicio si sabemos que tenemos que estar 2 horas a si tenemos que estar 15 minutos. Del mismo modo, resulta mucho más sencillo “encontrar” ese tiempo en el último caso que en el primero.
  • No te pongas a comprar cosas como un loco. Somos muy dados a proponernos cosas o a empezar nuevas aficiones y comprar cien cosas que supuestamente necesitamos y que acabarán cogiendo polvo al cabo de una semana o un mes cuando abandonemos aquella actividad que tanta ilusión nos hacía. Con el ejercicio nos suele pasar igual. Solemos ir a tiendas como Decathlon y arrasar con todo lo que creemos necesitar. No es necesario mucho material para hacer ejercicio en casa y de hecho, puede hacerse sin nada de material. Yo solo tengo dos cosas: unas mancuernas que compré en la mencionada tienda por 10 euros (y que podéis sustituir por algo que tenga peso como puede ser un brick de leche) y una cinta elástica. Nada más. En total: 20 euros y ni siquiera necesitáis esas cosas, podéis empezar con algo que tengaís por casa.
  • Simplifica tu rutina de ejercicios. Yo hago ejercicio 5 días por semana y voy alternando la zona que trabajo. Un día trabajo piernas y glúteos y al día siguiente trabajo brazos. Y hago 3 ejercicios cada día.

¿Qué ejercicios hago?

Piernas y glúteos

3 series de 15 repeticiones de sentadillas.

3 series de 15 repeticiones de lunges (minuto 2:18)

Estiramientos con cinta (minuto 6:00)

 

Brazos

3 series de 15 repeticiones de apertura de hombros (minuto 3:30)

3 series de 15 repeticiones de tríceps (minuto 7)

3 series de 15 repeticiones de elevaciones frontales (minuto 3:50)

 

Solo hago esos ejercicios y llevo un mes y medio con ellos y os puedo decir que noto resultados. También noto las agujetas y como me arden las piernas y los brazos cuando los hago,sí, eso también es algo que se nota. Para finales de año calculo que ya le habré quitado el puesto a Lydia Valentín (shhhh, son mis sueños, déjame con ellos).

No se necesita mucho tiempo, no se necesitan aparatos complicados ni muchos, no se necesita un gimnasio, no. Solo se necesita compromiso y fijar el objetivo por el que queremos hacer ejercicio.

4 pensamientos en “RUTINA DE 15 MINUTOS PARA HACER EJERCICIO EN CASA: GIMNASIO MINIMALISTA

  1. Buenas! Muy necesario esto de hacer ejercicio. ¡Cuántas veces empezamos pero no conseguimos establecer una rutina! Muy buenos consejos. Con tu permiso, una recomendación: A mi mujer y a mi, nos está yendo bastante bien con una aplicación que se llama 8fit. es multi-plataforma, gratuita y los ejercicios son super sencillos, de hecho, ni siquiera tienes que comprar nada. Tiene parte de pago, pero con lo que te da gratuito es más que suficiente.
    Un saludo desde Gran Canaria!

    1. Hola Jaír!
      Encantada de recibir recomendaciones. Hace tiempo que lo intenté con una app (ahora no recuerdo el nombre) y fue otra de las veces que logré mantener el hábito más de una semana jajaja al final muchas veces es más encontrar lo que funciona para nosotros que empeñarnos en hacerlo como lo hacen otros.
      Un saludo!

  2. Hola! Que bueno lo que explicas, me he sentido muy identificada, en principio con lo de la gestion del tiempo, a mi sIempre me ha gustado leer, teNer mis uñas bien arregladas.. pero siempre hay gente que me dice: “yo no tengo tiempo para esas cosas”. Y me hacen sentir que dedico mi tiempo a cosas innecesarias y tengo mi casa sin limpiar, mis hijas sin atender, es como si me quisieran hacer sentir mala ama de casa o mala madRe, cuando no es asi. Yo gestiono mi tiempo para hacer las cosas importantes y las cosas de las que disfruto. Por eso siempre contesto: “si algo quieres hacerlo realmente, sieMpre se tiene tiempo”.
    Y en cuanto al ejercicio, siempre he sido una negada, porque no me gusta en absolUto, a pesar de que los medicos no paran de recomendarmelo porque tengo problemas de espalda, pero no se porque me lo he propuesto en serio desde hace tres semanas y me siento tan bien, que mi objetivo eran tres veces por semana, pero hago 5. Ha meJorado muchisimo mi espalda y me siento genial, solo con agujetas como tu (jejeje). Gracias pOr tu contedido, saber que hay gente que piensa asi, te hace sentir comprendida. Gracias por compartir tus conocimientos.

    1. Hola Arabella!
      Gracias a ti por tu comentario y compartir tu experiencia.
      Con respecto a lo primero creo que queda fantasticamente resumido en la frase que mencionas de que “si algo quieres hacerlo realmente, siempre se tiene tiempo” porque es así, tal cual. Y si no tienes tiempo es porque o no sabes gestionarlo y debes aprender o porque lo gastas en cosas que no son importantes para ti. Así que me alegro mucho de que puedas hacer tus obligaciones pero también esas cosas que te hacen disfrutar.
      Y en cuanto al ejercicio me pasó exactamente como a ti jajaja primero me fije 3 días pero ahora hago 5 días a la semana. Espero que las dos sigamos manteniendo la rutina.
      Gracias por leerme 😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: