LA RUEDA DE LA VIDA: ANALIZA TU PRESENTE

El minimalismo consiste en simplificar nuestra vida dejando ir todo lo que realmente no nos importa o nos aporta algo para dejar entrar aquello que si nos importa. Un ejercicio bastante revelador y que nos puede ayudar a ver cómo estamos de bien o de menos bien en algunas áreas de nuestra vida que son importantes es la rueda de la vida. Realmente es un ejercicio que se puede adaptar a cualquier análisis (las distintas áreas de aprendizaje de un idioma, nuestros hobbies, áreas de nuestra vida a las que les dedicamos más tiempo, etc). Para poder tener tiempo para lo que realmente importa debemos empezar por saber cual es nuestro punto de partida, debemos de poner a examen nuestra vida y analizar qué aspectos de la mismo van viento en popa a toda vela y cuales son aquellos que nos están ralentizando un poco el viaje.

1. ¿QUÉ ES LA RUEDA DE LA VIDA?

 

 

Esta es la rueda la vida. Como podemos ver, en ella tenemos 8 ejes en los que pondremos las distintas categorías que queremos analizar. Si queremos obtener una visión global de nuestra vida, de modo general se suelen usar las siguientes áreas:

  1. Desarrollo Personal: nuestro desarrollo y crecimiento como personas.
  2. Familia: tu casa, tus padres, hijos, hermanos, personas con las que convivas, etc.
  3. Trabajo: analizar a qué dedicas tu vida.
  4. Dinero
  5. Amor: tu relación de pareja en caso de tener, la no necesidad de una relación u otro tipo de amor.
  6. Amigos: amigos, compañeros, etc
  7. Salud: tu salud física, mental y espiritual.
  8. Hobbies: los hobbies que tienes y en que empleas el tiempo libre que tienes.

Otras categorías que he visto en algunas ruedas de la vida y me parecen interesantes son: el físico, si nos vemos bien, nos queremos, nos cuidamos; viajes, aunque podría entrar en la categoría de hobbies; espiritualidad; ecología, etc. Es decir, podemos personalizarla y quitar aquellas áreas que no nos parezcan relevantes o en las que creamos que hemos alcanzado la plenitud y sustituirlas por otras que para nosotros son muy importantes y que queremos analizar y trabajar.

 

Lo que tenemos que hacer una vez fijadas estas áreas es ir puntuandolas del 1 al 10. Siendo el 1 la puntuación mínima que les podemos dar porque no nos gusta como estamos en ese aspecto o porque creemos que hay mucho por mejorar y el 10, la máxima puntuación que pondríamos a aquellos aspectos de nuestra vida que creemos que están perfectos y no necesitan cambios.

Una vez puesta la nota, la marcaremos con un punto en cada una de las 8 áreas (son personalizables también, puedes poner más o menos) y una vez hecho, uniremos los puntos entre sí.

 

Lo más probable, si hemos sido sinceros y creedme, es muy importante ser sinceros. No nos servirá de nada hacer este ejercicio si no nos abrimos completamente, dejamos de lado los complejos y miedos y somos total y absolutamente sinceros con nosotros mismos. Pues como decía, lo más probable es que nos quede una rueda un poco irregular o con algún pinchazo. Y no pasa nada, es lo normal. De hecho, si nos saliese un circulo casi perfecto probablemente sería una indicador de que no hemos sido del todo sinceros con nosotros mismos. Ahora sí, ojo. Tampoco nos pasemos de exigencia. No nos pongamos un 1 en dinero porque no ganamos 1 millón de euros al mes ni nos pongamos un 4 en físico porque estamos bien físicamente pero no tenemos el cuerpazo de un Dios griego. Seamos sinceros y realistas.

 

Una vez hecho esto, veremos en qué áreas vamos mejor en cuales tenemos que trabajar.

 

El siguiente paso es sentarnos a reflexionar sobre las distintas áreas y contestar las siguientes preguntas que propone Victor Martín en su libro “Hackea tu éxito”

 

  1. ¿Por qué he puntuado así esta área?
  2. ¿Qué está fallando para que no sea más alta?
  3. Qué haría que fuese más alta?
  4. Si la hiciese subir, ¿con qué puntuación me conformaría?

 

Creo que las 4 preguntas son preguntas muy importantes y preguntas que si nos tomamos en serio, somos sinceros con nosotros mismos y nos tomamos el tiempo que haga falta para trabajarlas, pueden suponer un cambio muy grande en nuestra vida.

 

La primera pregunta es básica porque nos ayudará a saber que defectos o cosas por mejorar hemos detectado en cada área. Qué cosas son las que no nos gustan o nos impiden estar mejor, qué cosas tenemos pendientes o tienen que ser solucionadas. Es nuestro punto de partida.

 

En la segunda pregunta concretaremos esos lastres que nos impiden obtener una puntuación mayor. Por ejemplo, cuando yo hice por primera vez este ejercicio, puntué bastante bajo el área de salud. En general estaba sana, nunca enfermaba, no tomaba ningún tipo de medicación y me notaba y sentía bien, pero aún así, era un área que me preocupaba y al que no le podía poner una nota alta. Al responder a la primera pregunta, fui sincera y respondí que me preocupaban mucho mis encías porque aunque siempre habían sido sensibles y habían sangrado algo al cepillarlas, en el último mes la situación había ido a peor, me sangraban incluso en momentos en los que no las estaba cepillando, la sensibilidad se había vuelto en algunos casos incluso dolorosa y estaba empezando a crear en mi mente después de varias búsquedas por internet, la paranoia de que podría tener gingivitis o algo más grave. Al llegar a la segunda pregunta pude ver que lo que me impedía remediar mi problema era mi miedo a ir al dentista. Nunca me ha gustado y si puedo no ir nunca, no voy. Por lo que era mi gran lastre.

 

En la tercera pregunta pensaremos y analizaremos la medida o medidas que pueden ayudarnos a mejorar esa área y poder subir en un futuro análisis la puntuación. Lógicamente, mi respuesta en este caso fue apuntarme en la agenda que al día siguiente tenía que pedir cita con el dentista porque por muy poco que me gustase, no podía seguir con esa preocupación que hasta me causaba pesadillas.

 

Finalmente, la cuarta pregunta me parece muy muy importante porque es muy realista. Se trata se saber con qué puntuación me conformaría. No tenemos porque tener un 10 o un 9 en todas las áreas, ni necesitarlo. Por ejemplo, en el dinero podemos ser felices con un 6 porque ganamos lo suficiente para cubrir gastos básicos y algún capricho y consideramos que no necesitamos más. Puede que al tener este pensamiento directamente le pusiéramos un 9 o un 10, pero también puede que le pusiésemos un 6 porque consideramos que podríamos estar mucho mejor pero al llegar a la cuarta pregunta nos diésemos cuenta de que con un 6 o un 7 somos felices.

 

Considero que por debajo del notable deberíamos trabajar en esa área y mejorar, pero cada cual es libre de ponerse el techo donde quiera.

 

Finalmente, hecho este análisis debemos de encontrar una o varias acciones que mejorarían la puntuación. En mi caso era ir al dentista y cuidar mucho mi boca. En otros casos pueden ser más acciones. Yo no pondría más de 5 porque creo que sería dispersarse mucho y al final la dispersión para lo que suele servir es para que nos dé pereza o no sepamos por cual empezar, nos bloqueemos y sigamos como al principio. Fíjate máximo 5 acciones realistas, lo más pequeñas posibles porque está comprobado que cuánto más concreta y pequeña es una acción más posibilidades hay de que la cumplamos y ponernos con ello.

No se trata de lograr un 10 el primer mes ni trabajar todas las áreas. Escoge la más o las dos o tres más prioritarias y céntrate en esas. Vale más avanzar poco a poco pero ir avanzando que no querer lograr el sumun de la perfección en un mes y al final no lograr nada.

 

¿Conocíais ya la rueda de la vida?

2 pensamientos en “LA RUEDA DE LA VIDA: ANALIZA TU PRESENTE

  1. No la conocía, pero la pongo a prueba en cuanto tenga un huequito que ahora estoy con trabajos y pre-exámenes 🙁 qué horror.
    Me parece interesante el hecho de tener que abrirse y pensar en todas esas cosas, que básicamente, son lo que nos forma a cada persona.Así a simple vista creo que lo que más me va a costar es el trabajo (porque me gustan tantas cosas que no sé cómo focalizarme… y eso que trabajo actualmente, pero no sé si me veo ahí por mucho tiempo…), y el amor (tengo problemas con eso desde siempre, porque me vuelco demasiado).

    Un saludiiin :3

    1. Hola Carla!
      Yo la descubrí a principios del año pasado y me ayudó mucho a ver qué era lo que fallaba y qué cosas mejorar así que espero que te ayude.
      Y con respecto a lo del trabajo y el amor, todo es cuestión de prueba y error e ir aprendiendo😊

      Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: