¿POR QUÉ DEBERÍAS EVITAR LOS LUGARES CON ANIMALES EN CAUTIVIDAD?

Durante años, siendo pequeña, visité todos los veranos con mi hermano y mis padres el zoo de Cabárceno (Cantabria). Para una niña que amaba a los animales era una experiencia única ya que podía estar muy cerca de ellos, dar de comer a algunos (tengo una foto con mi hermano dándole de comer a una jirafa) y disfrutar de especies que solo podía ver en las películas como eran los leones, los rinocerontes, etc. 

Creo que cualquier amante de los animales puede sentir una gran atracción por estos lugares y disfrutar la experiencia al máximo. Al fin y al cabo, estás viendo y contemplando (incluso a veces acariciando) seres que adoras y que te generan mucha curiosidad. Hasta que te paras a reflexionar sobre la vida que llevan realmente esos animales. Hasta que te informas y ves todas las consecuencias negativas que esa vida tiene para ellos. 

Creo que la última vez que visité un lugar con animales en cautividad fue en la ESO (en España es la educación secundaria, puede que tuviese 14 o 15 años) y fue una visita que hice con el colegio al acuario de Gijón (Asturias). Teniendo en cuenta que soy una amante empedernida del mundo marino (mi animal favorito siempre ha sido el delfín) y como fan de películas como Buscando a Nemo, recuerdo que fue una experiencia que disfruté muchísimo, sobre todo el acuario en el que había un pez payaso. 

Hace ya diez años de eso y desde entonces, primero porque no se dio la ocasión y luego por conciencia e información, nunca he vuelto a ir a un lugar en el que tengan animales encerrados. Prefiero ver únicamente a los animales en la televisión o en las revistas que verlos en persona encerrados. 

¿Por qué deberíamos dejar de ir a lugares con animales encerrados?

  • Maltratos. Esto es algo que sucede con los animales que se utilizan para algún tipo de espectáculo, ya sean zoos o por ejemplo parques acuáticos. Se obliga a los animales a llevar a cabo comportamientos que no son propios a través de un sistema de castigo y recompensa. La recompensa suele ser comida (es muy típico ver en las actuaciones con delfines, orcas o leones marinos como después de hacer bien un ejercicio les dan pescado) y los castigos pueden ir desde encierros, hasta violencia o tenerlos varios días sin nada de alimentos (artículo), (artículo), (noticia)n
  • Acortamiento de su esperanza de vida. Aunque muchas veces se nos intenta vender la idea de que los animales en los zoos o en los parques acuáticos viven más porque tienen atención veterinaria y están más atendidos, el hecho de estar encerrados y de negarles su naturaleza (no pueden actuar del modo en el que actuarían en libertad) supone muchas veces un drástico acortamiento de su vida que puede suponer vivir la mitad de tiempo de su esperanza de vida o incluso menos. Aunque no se cuentan con datos exactos porque no se han hecho estudios completos sobre la esperanza de vida de los animales en su hábitat natural si que podemos señalar que hay tres especies en las que se aprecia un acortamiento claro de su esperanza de vida: elefantes, orcas y delfines.  (artículo, (noticia),(artículo)
  • Ruptura de sus vínculos sociales y familiares: en el documental que menciono más arriba se puede ver como separan a una cría de su madre porque la molestaba en los espectáculos y el llanto y chillido desolador de la misma. También se puede ver como se capturaban orcas pequeñas separándolas de sus familias para encerrarlas en los parques. También hay casos de orcas que llevan años sin ver un animal de su misma especie. (noticia) (noticia).
  • Comportamientos anormales: animales que empiezan a comer sus propias heces, madres que rechazan a sus crías, crías que mueres al poco de nacer, animales que intentan aparearse con los de otras especies, etc. (artículo), (artículo)
  • Agresividad y ataques: famoso es el documental Blackfish basado en el caso de la orca Tilikun y en algunas de sus compañeras. En el documental podemos ver como el hecho de que estos enormes animales que en libertad suelen nadar unos 150 km diarios estén recluidos en una pequeña bañera las puede volver agresivas hasta el punto de atacarse entre ellas y llegar a causarse la muerte o matar a sus entrenadores (noticia) , (noticia), (artículo) . Es importante señalar que en el documental se menciona que no hay registrados ataques de orcas a humanos en libertad.
  • Suicidio: hay casos documentados de orcas que se han suicidado, como es el caso de la orca Hugo o que han intentado suicidarse (artículo)

He mencionado solo algunas de las consecuencias que este tipo de negocios (porque son negocios a costa de la salud y la vida de los animales) puede provocarles. Os recomiendo ver el documental Blackfish porque además de ayudarnos a comprender mejor los comportamientos de la orca Tilikun, famosa por sus agresiones y asesinatos, nos ayuda a entender el motivo de los mismos y el secretismo que suele rodear a todos estos casos y como desde parques como es el caso de Seaworld o Loro Parque se han tratado de ocultar y de calificar como accidentes, ataques reales por estrés y por vivir en condiciones inhumanas. 

No todo son noticias negativas en este sentido. Seaworld ha eliminado el programa de cría de orcas y de hecho, el año pasado nació la última orca en cautividad en su parque (noticia), después de que el documental se estrenara perdieron ingresos y visitas (noticia) 

Todavía queda mucho por hacer ya que hay muchos animales viviendo en condiciones pésimas no solo en nuestro país sino en todo el mundo. Lo que podemos hacer es sencillo: no ir lugares ni a espectáculos en los que se utilice a animales y no llevar a niños a ellos. Como dijo uno de los participantes en el documental “jamás llevaría a mi hija a un sitio como este, no quiero que vea como algo normal que una orca viva en un pequeño estanque”. 

Cada vez que compramos una entrada para algunos de estos lugares, somos cómplices de la tortura y esclavitud de muchos animales. Ninguna diversión puede justificarse con tanto sufrimiento.

¿No se puede visitar a ningún tipo de animal en cautividad?

 

Hay otras opciones que no solo son respetuosas con los animales sino que además son positivas para los mismos: los santuarios y las reservas. Se pueden encontrar santuarios de animales que fueron maltratados en circos, por sus dueños, animales abandonados, animales destinados al matadero para consumo humano y que fueron rescatados, animales que han sido atropellados o a los que se les ha dañado en una cacería que están en un montón de santuarios repartidos por nuestro país y el mundo donde se les puede visitar con total respeto porque son lugares que no se lucran con ellos y que destinan todos los ingresos a su cuidado y recuperación. Ejemplos: Madrid, Barcelona, Girona, otros. 

 

En resumen, evita generar negocio con la explotación o tortura animal. Cualquier forma de cautiverio que no esté dirigida a la recuperación del animal es tortura. La mejor forma de ver animales es en plena libertad. Yo he podido ver ciervos corriendo por el monte (y por la huerta que tenemos en el pueblo de mi abuela), erizos, jabalís, liebres salvajes, peces (bucear y descubrir el fondo marino en plena libertad es alucinante) y es una sensación y experiencia indescriptible: primero porque no te la esperas, aparecen de repente, y segundo porque no hay nada más bello que verlos en su hábitat fuera de una jaula o de un recinto, viviendo su vida, siendo libres. 

Y vosotros,¿habíais visto ya el documental o conocíais otros casos? ¿Eráis conscientes de toda la tortura que implicaban estos lugares?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: