VIAJAR Y COMER FUERA SIENDO VEGETARIANA

En septiembre del año pasado fue cuando decidí dar el paso y volverme vegetariana por lo que llevo ya un año de experiencias con esta nueva forma de alimentarme que puede parecer algo complicada. Uno de los primeros temores y aspectos que frenan para dar el paso es si comer a partir de ese momento va a ser complicado o sencillo. Cuando descubres que modificar tus platos en casa y adaptar tu alimentación a tu nueva filosofía de vida es mucho más sencillo de lo que podrías haber imaginado llega la duda de que ocurrirá cuando viajes o quedes con amigos o familia para comer fuera.

Bien, en esta entrada quiero compartir mi experiencia no sólo en el lugar en el que vivo, Asturias, sino distintos lugares que he visitado este año para que podáis ver que no es misión imposible, que muchas veces es tan sencillo como antes. En este caso me centraré en lugares locales y en otra entrada hablaré de grandes cadenas y franquicias que nos pueden salvar en casi cualquier lugar.


ESPAÑA

España es el lugar que mas he visitado y por lo tanto del que más puedo hablar. En general diría que es bastante sencillo con alguna excepción que mencionaré más adelante. 

ASTURIAS

  • Pueblos

Yo vivo en un pueblo pequeño (muy pequeño) en el que la única opción que te puedes encontrar es una ensalada. Esto no me afecta para nada porque nunca salgo a comer por aquí pero en otros lugares de Asturias la cosa suele ser sencilla. En lugares más pequeños como pueden ser Pola de Lena, Mieres o Lugones, nuestros mejores aliados son las pizzerías. Yo siempre me he encontrado opciones (más allá de la típica cuatro quesos) que no tienen nada que envidiar al resto de pizzas y que están muy muy buenas. Suelen ser pizzas elaboradas, diferentes y con bastantes ingredientes.

  • Ciudades

En lugares más grandes como Oviedo, Gijón o Avilés ya podemos encontrar sitios totalmente vegetarianos e incluso veganos con una carta muy amplia de opciones, y sitios que a priori no lo son pero que también tienen bastantes opciones.

Donde más suelo comer es en Oviedo y algunos sitios locales que he probado y me encantan son: Bowies  (de todas las hamburguesas vegetarianas que he probado es mi favorita. Le tengo un amor absoluto), el Kaisen (fue el lugar en el que le di una segunda oportunidad a la comida japonesa después de un primer intento totalmente fallido y soy adicta desde entonces. Una cosa que se agradece es que los makis veganos sean más baratos que los que llevan pescado porque algunos sitios lo que hacen es inflar el precio de los veganos cuando todos sabemos que la fruta y la verdura son infinitamente más baratas que el pescado ), y el Boca a boca, un lugar ideal por si queréis probar platos típicos vegetarianos porque tienen un montón de tapas y la hamburguesa está también muy buena.

Lo bueno de estos tres sitios es que tienen opciones para todos los gustos por lo que si no todos los que vais a comer sois vegetarianos, son ideales.

MADRID Y BARCELONA

Madrid y Barcelona son pan comido. Tienes mil opciones que van desde restaurantes veganos, vegetarianos, a infinidad de italianos o restaurantes griegos, japoneses, hindús, americanos, mejicanos, etc, que el 90% de las veces tienen opciones.

De Barcelona solo he probado uno pero me enamoró porque tiene mucha variedad de hamburguesas y además todos los residuos se reciclan (que pongan esto en más sitios, por favor): La trocadero (totalmente vegano y barato, comes un menú con hamburguesa, patatas y bebida por 9 euros). En Madrid: el Egeo (comida griega maravillosa) y El Jardín de Salvador Bachiller (un lugar precioso y muy rico).

GIRONA

En Girona, a pesar de ser bastate más pequeña que Madrid o Barcelona también tenemos varias opciones y muy muy ricas. Solo comí dos veces pero las dos veces comí muy bien. El primer día en un restaurante mexicano que se llama El escondido y me enamoró y que tenía bastante opciones como nachos, burritos, tacos, etc. Una de las cosas a destacar es que en la carta ya te vienen marcados los que son vegetarianos y eso se agradece mucho porque te ahorras andar buscando tú y leyendo todos los ingredientes de todo. Y un día que fuimos a cenar tarde y estaba todo cerrado nos salvó la vidad un kebab y curiosamente solo les quedaba la opción vegetariana de falafel y estaba muy muy buena así que también es sencillo comer de un modo sencillo y muy rico.

GRANADA

  • El mejor sitio

Granada es el paraíso vegetariano. Me mudaría allí solo por lo fácil que es. Granada funciona de modo que tu por cada consumición tienes una tapa (pero una tapa grande, de modo que con dos o tres tapas comes. Sí, puedes comer perfectamente por 5 euros). Probé un montón de sitios, tanto sitios en los que escoges tu la tapa, como sitios en los que te la ponen ellos aleatoriamente (pero que con especificar que tiene que ser vegetariana al pedir la consumición sirve y a parte de que no ponen ningún problema y es súper fácil están todas buenísimas).

Solo hubo un sitio, que era especializado en tapas de pescado y marisco en el que me dijeron que la única opción que tenían era pan con tomate y obviamente nos fuimos (porque vale que no tengas tapas vegetarianas porque tu bar gira en torno al pescado, pero que lo único que puedas ofrecer en el 2018 sea pan con tomate … pues, hombre,no invita a quedarse).

  • Recomendaciones

Yo recomiendo tres sitios como esenciales: La Pajuana (brutal. Simplemente brutal. El camarero un amor y el cocinero otro amor que se notaba que amaba lo que hacía porque las tapas estaban buenísimas y además siempre nos sacó cosas distintas. Lo teníamos al lado del apartamento y fue una maravilla. Volvería todos los años a Granada aunque solo fuese para poder comer y cenar allí un día).

Vega foodie (muy bueno también. Lo  recomiendo porque el dueño era un amor y nos explicó que al llamarse Vega mucha gente pensó que era un sitio vegano cuando abrió y ni siquiera tenía opciones pero se adaptó y modificó las propuestas para que hubiese opciones. Solo por eso se merece mi recomendación, además de que el sitio es muy bonito).

Y como última recomendación, aunque hay muchos más sitios, pero por destacar unos pocos, Babel World Fusion (tienen un montón de comida árabe y está todo buenísimo, pero buenísimo. Mi recomendación personal es el Salteado Thai. De hecho, el último día fuimos a comer allí para que pudiese disfrutarlo otra vez de él y os juro que las ganas que tenía de lamer el plato eran infinitas. Brutal).

CAMINO DE SANTIAGO PRIMITIVO (ASTURIAS – GALICIA)

Aquí no puedo contar mi experiencia personal porque cuando lo hice el verano pasado todavía comía carne pero si que puedo contar la experiencia de una chica alemana que conocimos (y que se llamaba también Sandra). Se puede hacer el Camino sin ningún tipo de problemas si tu idea es comer fuera. En todos los lugares tienen menú del peregrino y aunque no suelen ser vegetarianos, o con pocas o ninguna opción, en todos los casos se lo adaptaron, pero se lo adaptaron bien. Con adaptar bien me refiero a que no le ofrecieron simplemente 4 hojas de lechuga, quiero decir que le ofrecieron platos elaborados sin ningún tipo de carne ni pescado y sin ningún tipo de problemas.

Me imagino que es tan sencillo porque el camino lo hace un montón de gente extranjera, incluso el Primitivo, que fue el que hice yo y el que es menos turístico y en Europa hay muchos países con una cultura vegetariana y vegana más extendida, como es el caso de Alemania, por lo que deben ya de estar acostumbrados a que haya gente que les pregunte por una opción vegetariana o vegana.

VALLADOLID

Y como no todo podía ser un camino de rosas, llega la excepción.

El año pasado fue mi tortura. No llevaba ni dos semanas siendo vegetariana cuando tuve que ir un día y medio para hacer el examen de la oposición y comí siempre en casa. Afortunadamente me había cogido un Airbnb y tenía cocina por lo que fue mi salvación porque en la calle aunque tengo que reconocer que no investigué mucho, lo poco que vi estaba poblado de carne por todos lados. Tiré la toalla cuando al pasar por un italiano y mirar la carta vi que no tenían ni una sola opción (cuando en los italianos es muy sencillo y normal encontrar unas cuantas en forma de pizza, lasaña, pasta, canelones, etc).

Este año me toca a volver e igual lo intento con más paciencia pero es un sitio con el que no tengo muchas esperanzas (si alguien me lee y conoce algún lugar, le agradezco infinitamente las recomendaciones que pueda darme).


FUERA DE ESPAÑA

FRANCIA

La experiencia en Francia fue breve, solo un día y solo una comida en un pueblo de la costa francesa llamado Collioure (precioso, por cierto) pero me dejó una buena sensación porque de los distintos sitios que miramos en la carta siempre había alguna opción y uno de los típicos platos franceses es la galette que es como la pizza en el sentido de que hay muchos tipos y clases por lo que es fácil adaptar una o que en la propia carta ya exista como fue mi caso (y estaba muy buena). Es cierto que el pueblo en concreto era muy turístico y comimos en la zona turística por lo que es fácil encontrar opciones pero mi sensación en general es que en Francia va a ser muy sencillo encontrar opciones sin tener que romperse mucho la cabeza ni tener que buscar mucho. 


RESUMEN

¿No es tan complicado como puede parecer al principio en la mayoría de los lugares, no? Mi impresión y experiencia es que quitando lugares específicos muy carnívoros como puede ser Valladolid es muy sencillo encontrar sitios propiamente vegetarianos o lugares en los que se ofrezcan opciones. En ninguno de los lugares que he visitado quitando Valladolid he tenido que comerme mucho la cabeza, ha sido bastante sencillo encontrar un lugar y además toda la comida estaba buenísima. No hay un solo lugar que me diese una mala impresión o del que guarde un mal recuerdo, todo lo contrario. 

Si quieres eliminar algunos mitos sobre la dieta vegetariana en general, también tengo una entrada en la que hablo sobre ello y que te puede ayudar a dar el paso si te lo estás planteando.

Y si tenéis duda sobre posibles déficits, alimentos que son fuente de los distintos nutrientes o la suplementación en B12, como siempre, os recomiendo el libro de “Vegetarianos con ciencia” (ebook) y (papel) porque es una maravilla y resuelve todas las dudas que puedas tener. Ser vegetariano es muy fácil si tienes información simple y veraz de la mano de nutricionistas, de verdad. 

¿Y vosotros, conocéis algún lugar en el que sea fácil o complicado comer fuera siendo vegetariano?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: